Mi boda de cuento: preparativos

Coucou!

El sábado 18 de febrero se cumplieron 8 meses de aquel maravilloso día en el que Fer y yo comenzamos nuestra nueva aventura como marido y mujer.

Tras unos meses de espera por fin en navidades recibimos todo el material de la boda, fotos y vídeo, que encargamos a Víctor Aláez.

Es imposible elegir unas cuantas fotos que describan ese día, así que he decidido ir mostrando en el blog las fotos por partes, para que no se me escape nada y pueda contaros en detalle.

En este primer post os enseño la parte de los preparativos.

Cuando sonó el despertador el 18 de junio pasado Fer y yo nos miramos y dijimos: bueno, pues ha llegado el día, en marcha! Desayunamos tranquilamente en casa de mi madre, yo tenía la manicura a las 11, así que no había prisa. Pero en el ambiente se respiraba ese aroma de día especial, de sentimientos. De pronto empezaron a sonar unas sevillanas: “Esta tarde se casa mi niña, yo no sé si reírme o llorar…”. Hubo que quitarlas porque mi madre como empezase a llorar no paraba!

Mi madre y mi hermana se fueron a la peluquería, yo a la manicura y a Fer le tocó quedarse de niñero con mi sobri mientras Paco iba a por flores para decorar toda la casa.

A las 13 estaba de vuelta con mis uñas color buganvilla y me despedí de Fer por última vez como solteros; la próxima vez que nos viéramos sería en el altar. Me duché y me puse la bata de flores de colores que me compré para prepararme. Estaba muy tranquila, me senté en el sofá a contestar a todo el que me escribía deseándome lo mejor en ese día. Sobre las 14 sonó el timbre; eran mis amigas que me traían mi ramo de novia. Me invadió un sentimiento extraño, ver a mis amigas a escasas horas de vestirme de blanco, recibir mi ramo…el gran momento se acercaba.

A las 15 llegaron Marta Vera y Rocío, las estilistas, y ya me instalé en el dormitorio de mi madre a comenzar con el maquillaje y peluquería. No tenía mucha hambre pero me trajeron para comer un serranito (bocadillo típico sevillano con pollo, jamón, tomate, pimiento y tordilla francesa) que me supo a gloria.

Fer se vistió en el piso que alquiló su familia al lado de la iglesia, en Triana. Sin haberlo previsto, también se comió un serranito!

Víctor, el fotógrafo, fue primero a casa de Fer y allí le fotografió con su familia mientras se preparaba.

En mi casa se respiraban nervios, aunque no por mi parte. Me trajeron una tila aunque no la necesitaba, me sentía bastante relajada. A las 18 ya estaba lista, empecé a vestirme y Víctor ya estaba en casa para retratarlo todo. Ahí ya empezaron las carreras. Mi madre no se acordaba de que venían los fotógrafos y tuvo que vestirse corriendo para poder hacerse las fotos mientras me terminaba de vestir.

A las 18:40 salí de casa, el corazón me dio un vuelco al ponerme el velo y pisar la calle. Las vecinas habían salido a verme, el sol apretaba a esa hora de la tarde en Sevilla.

Aquí tenéis esos preparativos en imágenes.

00109

00033

00020

00090

14

00124

00127

00102

00159

00146

00136

00138

00151

00140

00149

00172

00184

00195

00186

00203

Como ya conté en otros posts, mi vestido me lo hicieron a medida en Pol Nuñez. Los zapatos eran de LODI. La tiara me la hizo Antonio, de Caruso. Las invitaciones las diseñé yo misma pero fue Víctor Aláez quien las hizo realidad. Así como las fotos y el vídeo.

Como joyas llevé unos pendientes de mi madre y mi anillo de pedida, de Tiffany. El ramo eran peonías rosas y blancas con eucalipto, de El Rincón de Margarita.

Ya os seguiré contando más detalles en próximos post.

¡Feliz semana!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s